Conozca qué fue de Felito y Tony, protagonistas de la última versión de «Los pequeños fugitivos»

2 min


4
Imagen: Cubalite.

Para hablar de las aventuras Los pequeños fugitivos es necesario diferenciar sus dos “versiones”. La primera, transmitida en el año 1986, para muchos ha sido la mejor. Luego, entre 2000 y 2001, empezó el nuevo siglo con una renovada adaptación.

El argumento de ambas era el mismo, ambientado en los años 50: narraba las “aventuras” de dos niños que se hacen amigos, a pesar de sus diferencias sociales. En medio de sus peripecias, son testigos de un asesinato y deben huir del villano, quien empieza a perseguirlos con el fin de silenciarlos. La persecución los lleva a recorrer toda Cuba, desde Pinar del Río hasta las provincias orientales.

En esa última entrega, Los pequeños fugitivos contó con un reparto de lujo. Frank González era Quiroga (“tremendos tacos y tremenda coba”), «el malo» que usaba zapatos de dos tonos; Ernesto del Cañal encarnó a Tony, Jenry Betancourt dio vida a Felito y Kike Quiñones interpretó a Bandurria.

Frank González, mucho más que la voz de Elpidio Valdés

 

En esta ocasión nos centraremos en dos personajes: Tony y Felito. El primero, provenía de una familia adinerada, con un padre que no le hacía caso, pero contaba con institutriz en la casa e iría a continuar sus estudios a La Habana; mientras, el segundo era un limpiabotas que debía luchar por conseguir trabajo y recibía de su padre y abuelo amor y atención.

Más allá de la pantalla, las carreras y vidas de estos niños continuaron por caminos muy diferentes.

Ernesto del Cañal se licenció en 2012, en Arte Teatral en la especialidad de actuación, en el Instituto Superior de Arte en La Habana (ISA), donde resultó, además, Título de Oro y Mejor Graduado de su promoción. Continuó su formación con talleres y cursos de postgrado en la Escuela Internacional de Cine y TV (EICTV), de San Antonio de los Baños.

En teatro trabajó con el productor y director británico Stephen Bayly en obras como Spoon River y Blue / Orange. También apareció en películas como La Partida (2013, Antonio Hens), Yunaisy (2013, Juan Pablo Daranas) y Four Seasons in Havana, (2016, adaptaciones de la obra de Leonardo Padura bajo la dirección del español Félix Viscarret).

Actualmente vive en la Ciudad de México.

10 aventuras cubanas que no podrás olvidar nunca

Por otro lado, Jenry Betancourt ha residido en Güira de Melena, donde formó una familia con hijos. Más allá de algunos papeles secundarios en el policiaco Tras la Huella, su camino por la actuación ha terminado o, al menos, ha quedado en pausa. En su perfil en la red social Facebook, llegó a anunciar incluso el lanzamiento de un disco. Al parecer, ha formado un grupo musical llamado Los fugitivos y su álbum se nombra Filántropos.

El protagonista de “Los pequeños fugitivos” que fundó su propia productora audiovisual

Según información aparecida en su perfil, también ha formado parte de la plantilla de maestros del centro mixto Sithon Komadam.

En varias publicaciones muestra, orgulloso, imágenes de su actuación en estas aventuras y habla de su paso por dicho audiovisual. Incluso, anima a sus amigos a verla nuevamente. A pesar de no haber hecho mucho más en la pantalla chica, su paso por aquel dramatizado lo marcó mucho. Han pasado poco más de dos décadas y tiene muy presente a Los fugitivos, como continuamente se dice a sí mismo, a sus hijos o a sus amigos.

👉Si quieres recibir en tu WhatsApp los artículos que publicamos habitualmente sobre temas cubanos o la actualidad de personalidades dentro y fuera del país, únete a uno de nuestros grupos:

Grupo 1 (Pincha aquí para unirte)

Grupo 2 (Pincha aquí para unirte)

Grupo 3 (Pincha aquí para unirte)

Anuncios
Anuncios
Anuncios

0 Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¡¡¡Contáctanos!!!