«El encargado», una comedia negra que encumbra más a Guillermo Francella

3 min


Que Guillermo Francella es un estelar de la actuación es un argumento que difícilmente encuentre oposición. El intérprete, conocido por su trabajo en programas televisivos como Poné a Francella, El hombre de tu vida y Casados con hijos, y también por filmes como El clan, El robo del siglo y El secreto de sus ojos, ha conseguido establecerse como una de los argentinos más mediáticos y respetados dentro del mundillo del espectáculo.  

Como si la carrera de Francella no hubiera sido fabulosa hasta ahora, a finales de 2022 el oriundo de Buenos Aires demostró una vez más su capacidad para ganarse el corazón de quienes estamos de este lado de la pantalla, posiblemente con uno de los personajes más complejos de toda su carrera.

El 26 de octubre llegó a la plataforma de streaming Star+, propiedad de Disney, El encargado, serie de 11 episodios en la cual el bueno de Guillermo interpreta a Eliseo, el “resuelvetodo” de un edificio de 17 apartamentos, habitado por gente de clase alta.

Creada por Mariano Cohn y Gastón Duprat, desde la primera escena la serie nos enseña quién es Eliseo: un tipo capaz de sonreír de una forma encantadora y ser, a la vez, un sujeto frío y calculador, extremadamente perspicaz e implacable cuando se trata de conseguir sus objetivos.

Todas las “habilidades” de nuestro (anti)héroe comienzan a desplegarse cuando el consorcio de vecinos decide someter a votación un proyecto para construir una piscina con gimnasio en la azotea del edificio, sitio donde está ubicado el apartamento de Eliseo. Al conocer la noticia, el protagonista pondrá en marcha un plan maquiavélico para asegurarse los votos imprescindibles con el fin de impedir que se haga la piscina y, de paso, que no lo despidan del trabajo que realiza desde hace 30 años.

Uno de los elementos que queda reflejado más claramente en el show es la lucha de clases entre los “de abajo”, representados por Eliseo y su ayudante Miguel (Gastón Cocchiarale), y los “de arriba”, encabezados por Matías Zambrano (Gabriel Goity), un despreciable abogado penal que es también el autor intelectual del plan para despedir al encargado y aumentar el valor del inmueble.

Sin embargo, más allá de la oposición entre patrones y sirvientes, aquí el orden establecido no lo es tanto. Aunque lo aparenta muy bien, Eliseo está lejos de ser el criado servil e incondicional que sus inquilinos creen. Conocedor de cada recoveco del edificio, él se las ingenia para saber todo lo que sucede con las familias que allí viven y usa esa información en su favor.

Este hombre no duda en mentir, manipular, extorsionar, robar, ni alquilar ilegalmente apartamentos vacíos a turistas europeos, siempre con una sangre fría impresionante y con la meta última de vivir tranquilo y dejar claro que él no tiene dueño alguno.

El asunto es que, si bien Eliseo es capaz de actos reprochables, es imposible no colocarnos de su parte en esta cruzada personal, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría de sus “jefes” son peores personas que él. Además del “vomitivo” Zambrano, al encargado le toca enfrentarse a arquitectas avariciosas —e infieles—, políticos corruptos, progres hipócritas, jóvenes fiesteros e irrespetuosos y todo tipo de gente que se considera por encima del resto de la humanidad.

El argumento de Cohn y Duprat, cuyo tono se mueve entre lo siniestro de la comedia negra y las emociones del thriller de toda la vida, es redondo y tiene los matices justos para trascender las barreras genéricas. El truculento Eliseo nos provoca cierta incomodidad (ojo con la planta carnívora que alimenta cada noche con moscas), pero también nos conmueve.

Este personaje, capaz de cruzar casi cualquier límite con una naturalidad pasmosa, nos muestra también su lado sensible con su amiga Beba (Pochi Ducasse), quien —junto a Paola (Moro Anghileri), es la única inquilina francamente buena del lugar, y también con un par de adolescentes que terminan convertidos en compinches suyos.

Además del atractivo principal que representa el protagonista, tenemos un elenco brillante que integran, entre otros, Darío Barassi (Gabriel), Mirta Busnelli (Tatiana), Mariano Argento (Di Lella) y Adriana Aizemberg (Consuelo Salustri), además de la aparición breve de otro grande como Luis Brandoni, en el rol del Polaco.

Luego de esta exitosa primera parte, que perfectamente pudo ser el final, pero quedó lo suficientemente abierta como para garantizar la continuación, los creadores del show han recibido el encargo de crear una segunda temporada, la cual podría llegar a Star+ en el mismo 2023. ¿Sabremos qué pasó realmente con Clarita? ¿Qué prepara Zambrano para desquitarse con Eliseo? De cualquier manera, la espera hasta salir de dudas valdrá la pena. Francella se “encargará” de ello.

Anuncios
Anuncios
Anuncios

Un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. De las mejores series que he visto, los audiovisuales argentinos son de los mejores en mi opinión y Guillermo Franchella es único! Bienvenida esa temporada 2!!!!!

× ¡¡¡Contáctanos!!!
Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Countdown
The Classic Internet Countdowns
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube and Vimeo Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format